Mensaje Inicial:

Pedro era un chico con grandes dotes para el trabajo, se dedicaba en cuerpo y alma para hacer un trabajo muy bien ejecutado. Su jefe le tenía gran estima y él sentía que era valorado, sin embargo había algo dentro de él que le hacia desconfiar de los demás y de sus compañeros. En cierta manera, era incapaz de pedir ayuda y delegar ciertos asuntos que le impedían avanzar en su día día. Hasta que un día se dio cuenta que necesitaba aprender a delegar y aplicar el sentido común en sus tareas. 

¿Para qué necesito vivir tu tránsito?

 Para que tengas habilidad  para tomar decisiones rápidas, y delegar funciones siempre desde la confianza por lo demás y en ti mismo.

¿Cómo puedo aprovechar tu tránsito?

 Resolviendo problemas prácticos con facilidad, dedicándote al trabajo con pasión, organización, productividad y sentido común.

¿Qué puedo hacer para vivir tu tránsito en armonía?

Evita la tendencia a la crítica exacerbada. Recuerda que el control es solo una ilusión. Práctica la calma y aprende a no ser tan exigente contigo y los demás.

Entradas recomendadas